marzo 27, 2010

Alguien?

Fueron apenas unos días de mis vacaciones los que utilizé para escaparme. La idea era irme solo a un lugar para "reencontrarme conmigo mismo", lo pongo entre comillas porque es tan cursi que hasta me da verguenza decirlo. Buenos Aires es una ciudad, grande y ruidosa, es posiblemente la última opción que se le ocurriría a alguien para ir a reflexionar acerca de su vida. Pero nunca había ido, y en realidad el objetivo principal era "escapar", ahora pongo esto entre comillas porque cuando uno dice "escapar" suena determinante, como un viaje de ida, sin regreso. Pero tenía boleto para volver, y no me molestó volver. Es mas una escapadita.

Lo importante. ¿Sirvió? Sí, mucho. Si bien en mi vida cotidiana me valgo por mi mismo, es decir, gano mi plata y pago mis cosas, no me siento libre. Siempre te condiciona el entorno en el que estás inmerso. Allá era distinto. Pero averigué algo muy valioso. Todo lo que sentía adentro mío, todos esos miedos, seguían siendo reales. Por lo tanto, mis inseguridades no van a cambiar según el lugar en donde esté o con quien me relacione. Es una pelea diaria y yo soy el único capaz de manejarlo. Dejar de mirar mi vida como un espectador mas y dejar de sentir pena por mi mismo es lo que tengo que hacer si no quiero que los demas tengan la misma percepción.

Ser gay no tiene que ser el obtáculo precisamente, mis inseguridades lo son, y con ellas si puedo pelear.

7 comentarios:

DramaGuy dijo...

uff me siento tan identificado con este blog.

creo que me haría falta un buen viaje también.

Nano dijo...

tienes toda la razón con lo que dices... ser gay no es el obstáculo... el obstáculo son tus inseguridades, tus miedos, tu ansiedad... el problema está allí y no importa si eres gay, heterosexual o lo que sea... lo sentirías igual... Me aprece sumamente importante esto que dices de que tienes que re-descubrite y valorarte por ti mismo, creo que ahí está la cuestión del asunto... No importa en que lugar estes siempre cargarás a cuestas contigo mismo...
Y Sin lugar a dudas eres alguien, eso ni siquiera de lo cuestiones, lo que debes descubrir es lo que tienes de especial y aprovechar eso para tu bienestar y para colaborar con otros...
Me gusta tu blog... espero que sigas escribiendo!
Un fuerte y cálido abrazo!

Gonzo dijo...

"mis inseguridades no van a cambiar según el lugar en donde esté o con quien me relacione"

Darse cuenta de eso es un gran avance. Todos las tenemos, seamos gay o no, y lo importante es renocerlas y ponerle el pecho a las balas.

Un abrazo

Lean! dijo...

Tenemos que pelear encontra de nuestras inseguridades o aprender a convivir con ella, obvio lo primero es lo mejor, pero sino acostumbrarse tampoco es tan malo.

Si lo ves a Nahuelito ... dijo...

Definitivamente, los mambos y miedos las llevamos con nosotros, y a no ser que los/as superemos, combatamos o los transformemos, probablemente nos an a acompañar a todos lados y nos generen lo mismo en cualquier lugar.
Y si la escapadita sirvió para eso, bueno, el viaje está 100% justificado.

Un abrazo que esto recién comienza pero ya está en marcha.

General Terracota dijo...

El "reencontrarse con uno mismo" no es cursi, y a veces hace falta. Se vive a las corridas (sobre todo en Buenos Aires), haciendo cola en el super, en el cajero, en el banco, en el shoping ufff! llega el final del dia y mientras cenas haces zapping y a la cama para empezar de nuevo al otro dia...y en ese alud de cosas uno se pierde, y no esta mal, ni es cursi tratar de reencontrarse porque en definitiva, reencontrarse o encontrarse por primera vez, darse cuentas de sus inseguridades, de sus miedos o cagazos es poder conocer donde radica el problema y enfrentarlo...No en vano te viniste a buenos aires y no al medio de La Pampa con una vaca lechera como unica compañia. Si ya estas en marcha, segui caminando..nunca fuiste "nadie" pero si desde tu percepcion ahora al menos te surje la pregunta ¿alguien? es que todo esta proceso y el viaje definitivamente ayudó, al menos a encontrar que sos ALGUIEN que siempre lo fuiste, y victimizarte no hace mas que hundirte y no valorar el hecho de que mas alla de las circunstancias, se puede vivir una vida lo mas plena posible, sabiedno que eso solo depende de nosotros mismos, independientemente de nuestra eleccion sexual, y muy a pesar de nuestros miedos y angustias. Te mando un abrazo y segui caminando que es la unica forma de encontrar y de encontrarse.

Assail Linus dijo...

Hola Jeremias! Que bueno volverte a leer!!!
Tenia siglos sin visitar blogs amigos. También me desaparecí por varios meses y al regresar veo que tu también estuviste ausente.
Me alegra mucho que te estés independizando, que ganes tu propia plata, te compres las cosas que quieres, realices visitas a donde te plazca. Los miedos e inseguridades siempre estarán dentro de tí, pero es tu decisión dejarlas florecer o minimizarlas lo más posible.
Lo que nunca debes hacer es ignorarlas, muchas veces el instinto de supervivencia resulta más efectivo que cualquier otra defenza que consigas.
Espero que te sigas bien, y ¡ánimo! que la vida nunca será siempre gris!!

=)