julio 16, 2010

Igualdad

Nunca estuve demasiado de acuerdo con el matrimonio en general. Siempre que iba a algun casamiento, agradecía que nunca iba a pasar por esa situación. Por alguna razón me causaba rechazo.

Si esto es así, por qué me puso tan feliz la aprobación de la ley de matrimonio para personas del mismo sexo. La respuesta es IGUALDAD. Tanto jurídica como social. Porque aun resistiendome a casarme, sé que hay muchos tantos otros que esperaron esto por mucho tiempo. Sentirse que no sos algo aparte, que estás incluido, es maravilloso. Y si bien pareciera que esto no cambia en nada mi vida, la cambia muchísimo.

Como leí en otra parte, es lo mismo que pudo haber sentido un judío en la Alemania Post Nazismo; o un negro sudafricano al derogar las leyes de Apartheid. Es muy importante lo que pasó ayer. Es un día histórico que todos vamos a recordar.

La homofobia existirá siempre, pero lo que pasó hace que al menos este pais tenga un poquito menos de homofobia y abra algunas cabezas intolerantes y llenas de odio.

Estas son las cosas que me hacen sentir orgulloso de ser argentino pero principalmente orgulloso de ser homosexual.

PD: Ya no me genera rechazo el matrimonio, en absoluto.

6 comentarios:

Nahuel dijo...

Hola, Jeremías!A mi también me puso feliz la noticia por lo mismo: la igualdad, el reconocimiento, el apoyo. Existimos y tenemos derechos aunque mucha gente no esté de acuerdo. Fue un avance increíble en materia de Derechos Humanos!! Me gusta tu blog y me encantaría pases por el mio! Saludos

Anónimo dijo...

Me gustaria poder hablar con vos en privado. Danyracing83@hotmail.com. Un abrazo.

uncastellano dijo...

Argentinos bienvenidos al club de la Libertad, Igualdad y Respeto. Hace 5 años cuando el Gobierno de España aprobó el matrimonio gay me sentí igualmente orgulloso de ser español.
Aún quedan más de 190 países en el mundo donde los homosexuales no se pueden casar. Tenemos que seguir luchando.

Un abrazo

Si lo ves a Nahuelito ... dijo...

Toda la razón... Te juro que no entiendo porque hay tanta gente que insiste en negarle a los/as demás los derechos de los que ellos/as ya gozan. Si además, nadie va a oblugar a nadie a nada. No deja de sorprender la intolerancia reinante en nuestra sociedad, por eso cuando me desperté y la primera noticia que escuché fue que habían aprobado la ley en el senado era como "¿no es joda?, ¿seguro que sí?"... Y bueno, otro pequeño gran paso que no deja de alegrarnos. Podrás no querer casarte, pero, de pronto, esa es tu decisión, y no ya la de otro/a.
un abrazo

Fran L. dijo...

Hey! Acabo de encontrar tu blog, me parece genial.... Yo soy de Nicaragua y pues tenemos algo en comun, al menos lo gay =D porque aun no tengo el valor de decirlo a mi familia.... Solamente lo saben unos cuantos amigos pero no es lo mismo... Bastante liberador tu blog... Que bueno seria que en Nicaragua existiera una ley parecida; lamentablemente estamos lejos... Saludos!

Anónimo dijo...

Andamos aprobando mucha miérda espero que el aborto no se apruebe